domingo, 26 de febrero de 2012

Jazmín, el medio toro















En el camino el poni olvidó que era poni y decidió convertirse en toro de lidia. 

"De poni tiene lo de los bocaos, que tira muchos bocaos, y de toro que humilla, pasa bien y tiene detalles mu bonitos"


En el abono sevillano -74% de toros de la misma casta- se cortarán bastantes orejas a bichos que embisten como el poni Jazmín, pero sin pegar bocaos eso sí.


4 comentarios:

POCHO PACCINI BUSTOS dijo...

que buena analogía con la fiesta circo actual y sus malabaristas los del G10

lesaqueño dijo...

antonio, madre mia de mi alma, pero que acabo de ver.
recuerdo tambien que el maestro ojeda tenia algun caballo al que le habia enseñado a embestir.
que emocion, verdad. se lo has mandado a algun g?
esta entrada viene que no veas. tienes unas cosas increibles. siempre eres una sorpresa.
me gustaria empezar a adiestrar-domar toros de lidia. es lo que pide el taurineo no?
llegado el caso tambien me gustaria enseñarles a dar revolcones cuando los coletudos se ponen a hacer tonterias delante de su cara, especialemente cuando se ponen fuera de cacho y ponen la muleta con todo su pico para afuera y se ponen a tocarles las orejas. me resulta horrible .

Enrique Martín dijo...

Viva la ciencia. la tecnología y la iniciativa del ser humano, que al poni le hace embestir como un toro y al toro le..., no se sabe el qué, pero lo hace como un cordero.
Un saludo

Antonio Díaz dijo...

Lesaqueño, yo creo que ese adiestramiento al que usted se refiere ya lleva años produciéndose, pero no con un bicho ya criado, sino jugando con la genética, en el proceso de selección, donde muchas ganaderías que todos tenemos en menten eligen padres y madres entre lo más dócil y noblón de la casa.

Enhorabuena Enrique, por lo de Linares, ya hablaremos.

Pocho, espero que siga usted bien, con ganas de "no quitarse" después de la temporada americana. Ahora, de aquí a unos días, el sufrimiento cruza el charco y a los que nos toca penar es al aficionado español.


un saludo a todos