domingo, 4 de octubre de 2009

Rebajas de Octubre en Las Ventas


Plaza de toros de Las Ventas. LLeno. Última de la Feria de Otoño. Toros de Victorino Martín remendados por uno de Carriquiri. Salió un sobrero de Julio de la Puerta. José Luis Moreno, Diego Urdiales y Sergio Aguilar.


Mal empezaba el dia cuando la corrida de los Victorinos no pasaba íntegra el reconocimiento veterinario. Mal presagio. Aún escuece la de Palha de hace siete días. Ahora no hay excusas. Que se sepa, Victorino no ha pedido dormir en los corrales, ni cambiar el agua de los aguaderos, ni siquiera parecía estar muy preocupado por la corrida según hemos visto en los micrófonos del Plus. No estaba preocupado porque sabía lo que había cargado en el camión. Ese camión era el de la basura. Toros chicos, sin trapío y anovillados, además de descastados y débiles. Juan Pedros con disfraces de Victorinos. Remendó la corrida un toro de Carriquiri y salió un sobrero regordío de Julio de la Puerta.

Abrió plaza José Luis Moreno, muy esperado por los aficionados. Es la revelación del año, aunque algunos ya lo conocíamos desde hace tiempo. No tuvo muchas opciones con sus oponentes. El primero fue una sardina, hace unos días en Pozoblanco toreó alguno con más trapío. Indigno para Madrid. Aún así no lo he visto también como en otras ocasiones. Tardó en coger la muleta con la izquierda y por ahí pasaron las pocas opciones que tenía de lucimiento. Demasiadas derechazos , de uno en uno y templados, pero sin sal ni picante. Cumplió. En su segundo, un toro digno del encaste bodeguero: soso, flojo y descastado, estuvo voluntarioso, sacó algún muletazo estimable pero terminó pasándose de faena y poniéndose pesado. Escuchó un aviso antes de entrar a matar. Tarde digna del cordobés, por encima de sus enemigos.

El protagonista de la tarde fue Urdiales, un torero con un corazón de león. Recibió a su primero con mucha torería y poder, aunque terminó viéndose apurado. El de Victorino se movía más rápido que el AVE, se quedaba siempre corto y desarrolló mucha guasa. Hoy me hubiera gustado ver a Castella darle a éste los pases cambiados por la espalda, manoletinas y recortes ojedistas. El riojano estuvo hecho un tío, utilizando el valor para lo que tienen que utilizarlo: para torear como Dios manda. Benditos sean los toreros ortodoxos. Sacó algunos muletazos interesantes, pero la grandeza de la faena estuvo en la tauromaquia de principios del siglo pasado: imponerse al toro y declararse ganador de esa guerra entre el animalismo y la inteligencia. Precioso el macheteo en la parte final de la lucha. Faena en blanco y negro, con olor a pelo quemado. Mató a la segunda y perdió la oreja. Vuelta al ruedo de ley, de las que valen más que la mayoría de las orejas regaladas este año en Las Ventas. ¿O alguien se acuerda ya de Pinar, El Capea o Tejela?. En su segundo, tres cuartos de lo mismo, el toro se orientó pronto y Diego anduvo en torero, con sabor añejo. Lo mató de gran estocada y recibió una gran ovación. Merecidísima.

Debe sentar mal anunciarse con una determinada ganadería y torear dos toros de diferentes propietarios. Eso es lo que le ha pasado a Aguilar esta tarde. Su primero fue un parásito, sin fuerza ninguna, un inválido que pagó los platos rotos del petardo ganadero y fue para atrás. Salió en su lugar un toro regordío de Julio de la Puerta, con esas hechuras se le acabó la gasolina enseguida. Sin opciones. El sexto, un pavo de Carriquiri, duró tan poco como una piruleta en la puerta de un colegio. Ante semejante percal Aguilar se limitó a torear con temple y gusto, toreando de salón, sin rival. Porque ese puede ser el resumen de la tarde: no hubo rivales.

6 comentarios:

Pilar Fuentes dijo...

Lo único que os digo es que Jose Luis sabía que estaba en las Venta, por eso su persistencia que para nada se puede confundir con pesadez, porque no fue así. Pero claro es vuestra opinión, tan respetable como la mía. Sorteó el peor lote, qué queréis, que les pegara dos machetazos y a matarlos. Nooooo señores esto no es así. Estaba en madrid y lo tenía que intentar. De verdad cada vez me da más asco lo que leo por la red.

Un saludo.

Antonio Diaz dijo...

Pilar, sólo digo lo que ví, y es que le dieron un aviso cuando aún no había cuadrado al toro para entrar a matar. Un toro sin posibilidades además. Por lo demás estamos de acuerdo, estuvo más que digno con el peor lote.

Saludos

VANESSA FUENTES dijo...

lo unico que paso es que HUBO MUCHO JINETE PARA TAN POCO CABALLO, SI NO HAY PRODUCTO ES IMPOSIBLE, PERO AUN ASI UNA VEZ MÁS MORENO HA DEMOSTRADO EL PEDAZO DE TORERO QUE ESTA HECHO.
MIS MEJORES DESEOS MAESTRO

Pilar Fuentes dijo...

Que Diós me pille confesada, qué tendrá que ver que le den un aviso sin tener el toro cuadrado, para decir que estuvo pesado, por favor. El primer aviso, solo es indicativo de que se pasaron los tiempos, pero nunca el torero.

Un saludo.

Anónimo dijo...

me da la impresion,que vitorino quiere que las figuras le toreen sus toros y para eso los esta "DOMQSTICANDO".

cortinar

Antonio Diaz dijo...

Pilar, zanjando el tema, a mi si que me pareció que se pasó de faena. Pero para gustos colores. Yo no sé si se están domesticando o no, pero lo que si está claro es que Victorino es una ganadería comercial más y que está en seria decadencia. La cuestión es: ¿ha dulcificado sus toros aposta o se le ha ido la ganadería de las manos? Yo, la verdad no sabría qué responder.

Saludos