viernes, 21 de agosto de 2009

Una de Gángsteres . 7º Aste Nagusia


7º Aste Nagusia. Casi lleno. Toros de Jandilla. El Juli en solitario.

Se juntaban en Bilbao El Juli y Borja Domecq , que es como cuando se juntan Al Capone y su gente en Chicago o Aznar , Bush y Blair en las Azores. Algo nada bueno podía salir de ahí. Cuando se juntan mafiosos solo se puede esperar que se cometan delitos , horrores y crímenes sórdidos. De los gangsters no se puede esperar nada bueno , y Julian y Borja lo son , y de los gordos. Se les acusa de tomar por imbéciles al pueblo de Bilbao , mandando a su plaza , en una Feria que otrora era seria , una manada de toretes inválidos , mal presentados y dignos de una plaza de tercera. Algunos con olor a after shave. Como buenos gángsteres , con mucho poder en las altas esferas taurinas , este atropello , igual que otros que han cometido , pasará inadvertido y ambos seguirán cometiendo más y más fechorías por esas plazas de dios.

Julián además tiene el agravante de que ante estos toretes estuvo mal , impreciso con el capote , queriendo pero no sabiendo , con muchos enganchones y algún desarme. Con la muleta estuvo tremendamente mediocre , muy técnico pero sin ninguna gracia , con poco salero , en su estilo . No fue capaz de embarcar en la muleta a ningún toro , por lo que pronto empezó a abusar del toreo encimista y guerrero que tanto resultado da en la actualidad . Pero este toreo en tal becerrada no tiene ningún mérito , los gatitos de Jandilla ni arañaban. Para colmo de males con la espada no estuvo lo acertado que se espera del madrileño. El mejor quite de la tarde , curiosamente , fue el hecho antirreglamentariamente por el sobresaliente Blázquez . La verdad , es que me alegro , como me alegré de que perdieran las elecciones Aznar o Bush o cuando Al Capone acabó en Alcatraz . Pero eso ya sería la repera , ver a Borjita y a Julián encerrados en Alcatraz.

2 comentarios:

SANCHEZ-LOPEZ dijo...

No puedo estar más de acuerdo con usted. Lo ha clavado...

EL CABALLERO NEGRO dijo...

Magistral la metafora, que refleja la realidad.