martes, 28 de junio de 2011

La plaga biblíca definitiva (el toro que cabe en la muleta)

La falta de Toro, de emoción y riesgo pues, se va a terminar por llevar con los pies por delante al Toreo. Las plazas medio vacías son quizás el primer síntoma verdaderamente grave de lo que desde hace años nos imaginábamos aquellos realistas a los que muchos llamaban pesimistas. El primer paso para la regeneración del espectáculo pasa irremediablemente por el Toro, lo demás, completamente secundario. Mientras este cambio no ocurra seguiremos ahogándonos poco a poco en nuestros propio vómito. Las fotos cantan la gallina, son de estos últimos días, y como estas, miles.


Alicante. Verónica Carbonell





El Cid. Burgos. Tauroburgos

Manzanares. Istres. Emilio Méndez

Morante. Istres. Emilio Méndez

Morante. León. Santos Lorenzo

Perera. Alicante. Verónica Carbonell
July. León. Teseo Comunicación

Manzanares. León. Teseo Comunicación

Talavante. Badajoz. Juan Carlos Terroso

Para Castella. Granada. Fabad

4 comentarios:

Pepe Pastor dijo...

Y siempre presentes los salvadores de la fiesta del G-10.

Anónimo dijo...

Sensacional, Antonio. Demoledor.
Mi más sincerra enhorabuebna.
JRM

MARIN dijo...

Antonio, esto no tiene solución. Creo que los principales anti taurinos pagan religiosamente su entrada en todas las ferias, se encienden su puro y se dedican a aplaudir y vanagloriar a todo el G-10. Con esta actitud estan condenando al toro, que se queda en el campo y al final acaban corriendo detrás de chavales por las calles del levante español. Así de triste esta la cosa, pero tiene mala pinta Antonio.
Cada dia voy menos a las plazas porque no me atrae lo que me ponen por delante.
Un saludo.

Enrique Martín dijo...

Antonio:
Mi primera intención era la de hacerte un comentario, pero casi sería mejor hacerme una foto de la cara de asco que se me pone al ver estas fotos. Y ahí los tienes a los salvadores de la patria estos. Menudas figuras.
Un saludo