martes, 1 de septiembre de 2009

Victorino marca el futuro de Jose Luis Moreno


Por fin le ha llegado su hora. La hora de colocarse en el sitio que le corresponde despues de tanta lucha y esfuerzo . Recuerda a Urdiales o a Joselillo . Matadores con valor y vergüenza torera a los que nunca públicos y empresas respetaron como se merecen. Triunfador en Córdoba , oficiosamente por delante de José Tomás , magnífico en Valencia con los Adolfos , torerísimo en Madrid y con sabor en Bilbao. Los públicos han ido poco a poco entrando en el mundo de Moreno : valentía sin aspavientos , torería , ventajas al toro , temple y mucho regusto .

Ahora le toca dar el do de pecho y situarse en primera linea de salida cara al año próximo en dos citas que se me antojan cruciales para su carrera: su encerrona en Pozoblanco con los Victorinos y la corrida en la Feria de Otoño de Madrid también con el hierro de la A coronada.
Le deseamos toda la suerte del mundo al rubio torero cordobés.

4 comentarios:

pacomc dijo...

Aquí sólo triunfan los que torean fuera de cacho, con toros cómodos, haciendo florituras de cara al tendido, pero los que se ponen en el sitio, con toros encastados, aguantando y tragando y tienen vergüenza torera, deben de demostrar día a día lo que son: "toreros".
En Valencia Moreno estuvo muy bien con 2 adolfos, y le birlaron el premio de triunfador de la feria, claro las figuritas habían estado mal.

Pilar Fuentes Ruiz dijo...

Muy buenos dias Antonio, como bien dices ya era hora de que le tocara a él. Por fin un reconocimiento a tantos años de lucha. Y además con toros toros; sin trampa ni cartón.

Antonio Diaz dijo...

Todo lo que habéis dicho está muy bien y es verdad, pero tiene que refrendarlo ahora, sobre todo en la cita de Madrid. De nada le vale la seria temporada que ha hecho si luego no da el empujón definitivo. Yo desde luego le tengo mucha fé. Con uno que le regale dieciocho o veinte embestidas me doy por satisfecho. Si Dios quiere estaré allí para verlo.

Saludos

Pilar Fuentes Ruiz dijo...

Dios te oiga Antonio. Yo tambien estaré allí.