lunes, 28 de septiembre de 2009

Torería del Fundi en la Monumental de Frascuelo

Foto: Ideal Granada


Plaza de Toros de Granada. Corrida en honor a la Virgen de Las Angustias, patrona de la ciudad. Ni un quinto de plaza. Toros de Cebada Gago para El Fundi, Padilla y El Yiyo.

Por fin, después de veintidós años de alternativa, hemos tenido la suerte y el placer de ver a El Fundi por mi querida Graná. Se presentó con una corrida de Cebada Gago que ha dejado más que satisfechos a los cuatro aficionados que nos hemos dado cita en la Monumental de Frascuelo. Toros bajos, algo terciados, con poca romana pero serios y limpios de pitones, todo lo contrario de lo que podemos ver en cualquier Corpus desde hace un sinfín de años. Los ha habido de todos los colores y para todos los gustos, sobresaliendo el cuarto de la tarde, al que pidieron el indulto un grupito de espectadores. De buena nota, aunque mansitos y complicados, pero con posibilidades los enlotados para el Yiyo.

Le tocó en suerte a El Fundi un primer toro con poca clase, mansito y que no dio opciones al fuenlabreño, ni para torear con gusto ni para pegarse el arrimón. No se dio coba tampoco el torero. Con mal presagio empezaba la tarde viendo como venían saliendo los Cebaditas en las corridas de este año. Pero en cuarto lugar apareció un toro bonito, bajo, bien hecho y de bonita estampa. Más noblón que sus hermanos, dejó sentirse a gusto al torero, que le hizo una pinturera faena, con mucho temple y torería, destacando en algunos lucidos remates. Cuatro gatos, no más, pidieron el indulto a un toro que simplemente fue muy bueno, pero que cantó la gallina al irse a toriles al final del trasteo y que creo que va bien servido con la vuelta al ruedo. Mató a la segunda y el público le dio una oreja, que comparada con la de Padilla se me antoja no poco, sino poquísimo. Lo de los públicos es un disparate.

En segundo lugar actuó, y digo bien, actuó, y no toreó, Padilla. Verlo es insoportable, no para de gesticular, vociferar y de manotear en todo momento. Para más inri, un toro le dio una cornadita y tuvimos que soportar toda la tarde el espectáculo teatral del jerezano. No paró de hacer aspavientos y demás posturitas para que los demás sepamos que va herido y que es muy valiente. Que poca torería señor... si te quedas y no vas a la enfermería es con todas las consecuencias, nadie te está obligando a que lo hagas. De su lidia no cabe destacar nada que no se conozca ya, se dedicó, con el peor lote eso sí, a echar los toros para afuera, a dar zapatillazos y agradar al Mundo Feliz. Pasaportó a su primer toro de un fulminante espadazo que le valió una oreja con petición de la segunda. En el quinto de la tarde poco pudo hacer pues se orientó enseguida. Tras despenarlo se marchó a la enfermería en gesto poco torero, pues si has aguantado cinco toros bien podría haberse quedado con y por los compañeros a la muerte del sexto. O seré yo que le tengo ojeriza.

El Yiyo , ¡ay Yiyo! siento decirlo, pero no está para esto. El chaval pone ganas e ilusión pero sólo con eso no llega para ser torero. Ejemplos, mil. Se vio completamente desbordado con sus dos enemigos, que le ganaron la partida de una manera fehaciente. En su primero sufrió varios desarmes y multitud de enganchones. A mitad de faena el toro ya se sabía triunfador, si había dos cojones en el ruedo esos eran los suyos. Mansito encastado, con mucho que torear. Pero en el que cerró corrida ya no es que se viera desbordado, es que perdió los papeles, no sabía que hacer, donde ir, si el toro quería cercanías o lejanías, si en el tercio o en los medios... muchas dudas deja el granadino. De no ser torero de la tierra hubiera escuchado un par de broncas totalmente merecidas. El público lo respetó.

No puedo finalizar el escrito sin criticar otra vez y van... a Taurotoro, la empresa que va a terminar de acabar con los cuatro aficionados que quedábamos en Granada. Les cuento: la corrida estaba anunciada en cartelería y diversos medios de comunicación para el sábado 26. Pues bien, servidor y tres amigos más llegamos este sábado a ver la corrida después de hacernos casi 200 kms. y nos dicen en taquillas que se cambió a el domingo 27 por la televisión. La explicación que nos dan es que cambiaron los carteles el viernes 19 y que el que no se ha enterado pues que se... (joda). Que poco cuida la empresa al aficionado, sabedora de que mientras El Fandi esté disponible para ocupar la mitad de los carteles del Corpus y llenar la plaza con su público y los de la botellona, tienen el éxito económico garantizado.

2 comentarios:

Pepe Pastor dijo...

Totalmente de acuerdo con la crónica. Vi la corrida por televisión y el Fundi, felizmente recuperado, estuvo francamente bien con el bravo y exigente Cebada. Pero de indulto nada, como pretendía Ruiz Miguel en sus comentarios. Fue el propio Fundi el que puso mesura al comentar que lo del indulto era exagerado pues el toro miraba hacia chiqueros y como se comprobó acabo con tendencia a tablas. Sin duda una interesante corrida de Cebada, con toros para todos los gustos, que mantuvo el interés del aficionado. Espero que sea la señal del resurgimiento de esta ganadería
Un saludo

Antonio Diaz dijo...

La verdad es que estuvo bien la corrida para lo que estamos acostumbrados a ver por estos pagos. Cebada ya echó otra interesante en Albacete hace unos dias, esperemos que sea el inicio de la recuperación, pero me da a mí que no. La lástima de la corrida es que con los precios tan impopulares que pusieron no pudieran o quisieran traer otros toreros más interesantes como Bolívar, por ejemplo. Padilla y Yiyo me sobraron.

Saludos