miércoles, 24 de agosto de 2011

A su manera

Marco A. Hierro


"Lidió y mató un toro a su manera. Y eso sí que es lo más importante. Su manera. Darle importancia a un toro de Nuñez del Cuvillo gracias a una sensación de fragilidad que emana de él como torero viejo y detalles en su faena que son "pases, lances capaces de recordarnos aquello que alguna vez fue el toreo"




La apertura de Morante por bajo causó un temblor de desaprobación. Tan por bajo y tan a dos manos que la plaza no lo entendió. Cuando probablemente sería lo más toreado que llevó José Antonio al toro en la muleta. Era caminador el cuvillo, pero sin empleo. Morante encontró la composición bellísima a toro pasa. La mano de fuera muy ordoñísta, levantada. El juego de los viajes aprovechados con torería en faena de locura colectiva. Desordenada, belmontista, sin cánones. Íncalculable el esfuerzo de Morante, de verdad, el esfuerzo. Al final de la faena dos naturales valieron por tosa ella. A los vuelos y sometido en serio el toro. Los ayudados por alto, un molinete zurdo, una turbamulta de detalles




4 comentarios:

Rodri dijo...

A mí me pareció puro dentro de las imperfecciones, fue fantasía improvisada que evoca al toreo añejo, no fue una faena al uso.

malagueto dijo...

Señores, que Morante no bajó del cielo a hacer la mejor faena de su vida. Toreo bien y a veces hasta dió mantazos.
Si el toro hubiera sido bueno de salida, estaríamos hablando de una faena en la linea de <Morante, pero sin tantos elogios.
Para mi, lo importantísimo, fue que metiera al toro en el canasto y le hiciera faena.En el 99% de los casos, el de la Puebla, hubiera matado al toro a la primera y santas pascuas.
Ha sentado un mal precedente, ahora sabemos que puede hacerle faena a un manso encastado, así que a currar cuando le salga algo parecido.

Saludos

Anónimo dijo...

Bueno, como nadie escribe me voy a lanzar yo. Ole, ole y ole.
Morante así se torea y así se vive el toreo. Faena mágica, improvisada, variada... Un repaso a la tauromaquia del Siglo XX: Joselito, Belmonte, Lalanda, Bienvenida...
Os acordais de lo que os contaba de Cantalejo el año pasado pues lo mismo pero al toro de Bilbao, la gente loca y toreando por las calles.
Vivan los toreros buenos!!!
Domingo

Antonio Díaz dijo...

No tengo mucho tiempo estos días para escribir, y no puedo dar una opinión demasiado extensa del tema, pero es parecida a la de Malagueto. Vi un toro justísimo para Bilbao, pero aceptable, con esa semi inválidez que tienen muchos animales desde que se inventó el toródromo, invento que hace que bichejos sin fuerzas blandeen pero no se caigan igual que antes. Hay que reconocer que se vino arriba -por lo menos un poco- en la faena de muleta. Morante lo bordó con la derecha, con la izquiera me dejó frío, a medias, pero el inicio de faena quizás sea de lo mejor de esta temporada. La prensa le hace flaco favor, pienso yo, cada vez que titula con esos falsísimos "antológicos, cumbres o históricos". Parece que si no se magnifican las cosas no tienen importancia cuando no es así. Morante estuvo bien en Bilbao, que ya es mucho, no le hacen falta peloteos ni interesados halagos.


Un saludo