viernes, 16 de abril de 2010

TOREAR es otra cosa

`Cargando la suerte se lleva menos al toro que abriendo el compás que se le lleva más lejos´ Paco Camino. Es fácil, sin cargar la suerte no hay mando, sin mando no hay toreo. ARJONA




Sevilla. Plaza de toros de La Maestranza. Feria de Abril. Octava de feria. Lleno. Toros del Ventorrillo para el Juli, Sebastien Castella y Perera.



Los toros de Fidel San Román, ideales para la elaboración de faenas confortables, un seguro de vida para la figura de turno. Bobalicones, pacifistas, cómplices con los que se visten de luces. Bien presentados y astifinos muchos, otros más feucos. El desorejado era chiquitito y pesaba menos que la oreja de Pedrito el Capea de Madrid. Alguno se fue sin torear, caso de ejemplares de Perera y Castella. Que compiten en rivalidad, enemistad y vulgaridad.



El Juli se ha convertido en la figura más significativa de la etapa más oscura y tenebrosa de la tauromaquia. Máximo representante del antitoreo, ése en el que el toro es lo de menos y dónde importa más las formas que el fondo. Porque el Juli esta tarde ha hecho de todo menos torear. Parar, templar, cargar y mandar son los cuatro mandamientos del toreo de muleta. Para Julián, y por ende a sus numerosas fotocopias, los preceptos son otros: cuidar, descargar, alargar y ligar. Es penoso ver como el público es capaz de jalear un natural, por muy templado que sea, con la pierna izquierda retrasada, esquivando el peligro y regateando al toro. El Messi del toreo. En su primero, bien el presidente, además de destorear, muy ligado todo eso sí, cometió una tropelía mayúscula. El julipié elevado al cubo. Como un verdugo con el condenado a la guillotina, le arrojó sin ningún pudor la muleta a la cara, encapuchando al animal, negándole, rotunda y mezquinamente, el derecho de defender su vida. Un asesinato en toda regla. Con su segundo, el de las dos orejitas, un bichejo que no llegaba a los 450 kilos, siguió con su máster en destoreo, antitoreo e infratoreo. Todo chabacano, populista, barato, rematado con una serie de circulares pueblerinos. Parecía que torezno y torero estaban metidos en una rotonda. Otro julipié, en éste no le hizo falta encaperuzar al toro, y Puerta del Principe. Si el presidente no da las dos orejas no lo encuentra luego ni Paco Lobatón. Sacó los dos trapitos blancos a la vez, cómo pidiendo perdón. Pelillos a la mar, que le diría después a Julián.




El francés, no es nada sin un toro que no transmita algo de peligro, porque cuando lo que le salen son bóvidos cuadrípedos disminuidos física y psicológicamente, se convierte en un sosainas. Le faltan muchas cosas, algunas que se suponen que con afición se aprenden, como el conocimiento de los terrenos dónde se deben torear determinados tipos de toros. A su primero por ejemplo, lo enseñó por toda la plaza: empiezo aquí, me voy allí y lo mató allá enfrente. Es un detalle por su parte presentarselo a todo el público. Un sindiós. Cuando hay que salir de la faena monocorde nos cuesta más. En su quinto, que se dejaba trajinar sin decir ni mú, estuvo pesado, aburrido, sin ideas. Terminó aburriendo al personal que ya había elegido su héroe para la tarde.



Se habla mucho de la cuesta abajo del Cid, pero por los motivos que sea. está pasando de puntillas por la cofradía del taurinismo la menopausía taurina avanzada en la que se encuentra Perera. A aquel que le valían todos los medios toros, hoy ya ni le valen los borregos. Los otros, los de verdad no lo sabemos porque no quiere verlos. Ya ni encimismo, ni ojedismo, ni la mano de Cepeda. Nada, no queda nada. Un edificio derrumbado tras la encerrona otoñal en Madrid.



Nota: Ayer, en Sevilla, se la liaron a cuatro aficionados a los que le dió por ejercer su derecho a la libertad en manera de protesta en una plaza de toros con un pañuelo verde. El motivo: eso no es de Sevilla. Aquí no se protesta ni se dan voces. Hoy, el presidente, con buen criterio, no concede la segunda oreja en el primero del Juli, y el público, ése que no grita y es de Sevilla, le lía la pajarraca con todo tipo de insultos e improperios. Cosas veredes, amigo Sancho...


PD: Que conste, que a mi me parece que tienen el mismo derecho los unos a protestar un toro que los otros al presidente. Lo que no vale es el cainismo.




24 comentarios:

Anónimo dijo...

De acuerdo en casi todo. En lo de Mesi ni de coña

Antonio Díaz dijo...

Perdone, es que yo soy del Madrid.

Saludos

Anónimo dijo...

De acuerdo en TODO

Gloria

Anónimo dijo...

Es lo más sensato que he leído sobre la corrida de hoy.

aurelio dijo...

Pues a mi me ha gustado hoy el juli. Y para lo que se ve por ahi sus dos toros también. en el primero lo he visto por debajo del toro.

pero en el 4º ,le ha dado veronicas ganandole terreno y CARGANDO LA SUERTE.

el principio de faena me ha gustado, y una tanda con la derecha y otra al natural también.

Para mi , hoy el juli ha estado bien. No tiene nada que ver la faena ( ni el toro) del 4º de hoy con las de valencia por ejemplo que fueron de plaza de talanquera.

Y soy de los que digo que el juli metio petardos muy gordos el año pasado .( madrid un toro de victoriano del rio en la corrida que quitaron toros a morante, los 6 toros de bilbao y en el pilar)
Y también pienso que manda más fuera del ruedo , que a los bichos que mata.

Pero ayer me gusto.

franmmartin dijo...

Pués sí,coincido plenamente con su crítica amigo,después de visto lo visto , tener formada mi libre opinión y haber repasado la mayoría de los comentarios y críticas, incluída la del catedrático metido a revistero en diario nacional de tres letras, que tras de decir que el cuarto toro tenía las fuerzas muy justas y que El Juli lo cuidó con mimo , pone al torero en los cuernos de la luna (valga el símil taurino) después,eso sí, de meter por medio a Shopenhauer,Balzac,Unamuno ...supongo que para poder poner el Don a lo publicado.
Es verdad que en los tiempos que corren en la Tauromaquia cuando sale un tuerto nos parece una bendición en éste páramo de ciegos,pero hay que tener templanza en los juicios y valoraciones porque si no seguiremos perdidos.
Y enhorabuena a El Juli, a ver si éste triunfo le sirve para abrir el otro ojo, exigir toros como Dios manda y poder dedicarse a torear y poderles en lugar de a cuidarlos como dice el Catedrático.

Anónimo dijo...

Extraordinaria cronica amigo estoy totalmente de acuerdo.

rizos

Antonio Díaz dijo...

No soy tan necio como para no reconocerle sus méritos a Julián. Como bien dice Fran Martin, en el país de los ciegos el tuerto es el rey. Con el capote anduvo francamente bien. Además de capotear bien no perdona un quite. Esa ambición me gusta. Tiene otra cosa que hoy dia es un regalo, la métrica de sus faenas es perfecta. Nunca se pone pesado y rara vez le dan un aviso. El triunfo de ayer se sostiene en la ligazón y el temple que tiene. Los borregos no le tropiezan la muleta. Ahora bien, ¿como liga tantos muletazos seguidos? ¿cómo lleva los toros tan lejos? Porque no carga la suerte, abre el compás y los desplaza hacia fuera, nunca los remata detrás de la cintura.


Aurelio, con el capote sé que ganó pasos, pero con la muleta sólo carga la suerte en el primer muletazo, en los siguientes, para ligarlos mejor atrasa la pierna. Eso también es muy de Perera. Y hay gente que se lleva engaños. Sólo cargan en el primer muletazo. Y pienso que para cortar dos orejas en Madrid, Sevilla o Bilbao la cosa tiene que ser muy gorda. Y lo de ayer estuvo bien. Pero no fue la mundial.


Hoy en el ABC, el catedrático, y en el Marca, un crítico respetable como Carlos Ilián, utilizan el mismo verbo para describir la primera faena: MIMAR. Antes el toreo era DOMINAR. Por eso que mi crónica se llama Torear es otra cosa.


Saludos a todos. Me alegro ver que no soy el único `insensible´que no vió lo que el resto del muundo.

EL ZUBI dijo...

A todos se nos ha ido la cabeza. Estamos locos

Anónimo dijo...

Los insensibles son los que vieron toros bravos por todas partes en lugar de pastelitos. Que si mimar que si cuidar.... ¿y de lidiar y dominar que?
Buena cronica.


Cocoché

Anónimo dijo...

No voy a matizar porque no tuve la suerte de presenciar la corrida, sin embargo no puedo concebir que se concedan dos orejas ante un toro que anda justo de fuerzas. Si el toro anda justo de fuerzas y tiene durabilidad es porque no se le ha obligado, por lo tanto, se han pegado pases pero no se le ha toreado. En el resumen de TV le he visto tres verónicas y en todas retrasa la pierna.

Le felicito por su crónica Sr.Díaz.

Anónimo dijo...

Enhorabuena por las cronicas tan precisas de la feria de Sevilla ya era hora de que alguien tuviera la valentía de decir la verdad del toro. Donde sólo se premiam a los ganaderos que entran en el circuito porque se someten a los dictámenes de los mal llamados figuras.

Olivier Franconetti Benamor dijo...

"Allí donde no hay poesía, no hay toreo"...

Salud!

El Mayoral dijo...

Perdónenme que les diga a los "sabios" del toreo que algo tienen de cortos de vista. Ningún tonto tira piedras a su tejao, y veo que gente tenida por sabia se las tira al suyo propio. Es decir, por muy bien que ustedes escriban de toros (pues por eso se tienen), si tanto saben de tauromaquia, ¿por qué no ponen una cátedra por cuanto tendría de mucho mas rentable para ustedes mismos y para todo el mundo del toro?. Veo que no saben tanto ni son tan listos si se dejan perder esta oportunidad. Pónganse a dar clases de tauromaquia y acabarán con el cuadro... ¡De verdad que me fascinan con lo que saben de toros!

Anónimo dijo...

Porque lo hacemos por placer y no por dinero, porque amamos la fiesta de verdad.
Por eso somos tan sinceros

Antonio Díaz dijo...

Mayoral, en esta humilde bitácora decimos lo que sentimos, sin miedos a nada ni a nadie. Eso no quita que estemos equivocados. Aquí no imponemos ninguna teoría a nadie. Yo puedo decirle que soy un simple aficionado, al que afortunadamente nunca han llevado a una finca a llenarle el buche ni le debo nada a ningún torero. Sólo quiero pagar mi entrada y disfrutar de un espectáculo esencial en mi vida. Todos los comentarios mios, y de los amigos que aquí escriben, están hecho en LIBERTAD. No tenemos nada que perder ni que ganar. No todo el mundo puede decir lo mismo, y eso se nota en algunas opiniones.


Saludos





Saludos

El Mayoral dijo...

Respetable Antonio Diaz: me gustaría termináramos como amigos y no tirándonos los trastos a la cabeza. Eso no es de gente educada y bienpensante.
Aunque por fin con un poco de ironía, no muy decidido le hice mi comentario anterior precísamente por eso: por temor a sacar las cosas de contexto. Pero es que, pues eso: para andar con libertad y ser libre se ha de empezar por respetar la libertad de los otros. Admita que Vds. no emiten valoraciones personales; vds. dogmatizan. Hay veces que una cosa conlleva la contraria. Me explico: no es necesario prostituirse llenando la andorga para ir por las fincas y siendo amigo de los toreros; pero sí que lo es necesario estar pegado a los toreros y ver mucho torear en el campo para saber de toros. Y otra cosa es sangrar en todos los sentidos en el mundo del toro para conocer lo duro y lo penoso que resulta luchar por esa hermosa profesión. Presentarse en público conlleva infinitas horas de entrega y sacrificio en durísmo entrenamiento. Por ello no hay cosa más injusta, por muy pagano que se sienta el aficionado, que decalificar así tan a la ligera a un torero cualquiera, menos a una figura consagrada.

Otra cosa es que libremente se diga lo que se piensa y lo que se siente; pero sin dogmatizar encendiendo faroles.

Y esto es todo,amigo Antonio, dicho con mi mejor predisposición de ánimo, pues eso, para ser buenos amigos

Anónimo dijo...

Pues nada Señor Mayoral, ya que parece que usted sabe más que todos los que escribimos aquí, me parece que usted está dejando pasar una gran oportunidad de escribir sobre toros en algún gran periódico e iluminar a toda la inculta afición con su sabiduría, además de ganarse unas buenas perras.

¡Fascínenos usted con todo lo que sabe de toros!

Un ignorante más.

pedrito dijo...

Enhorabuena por su respuesta, ANTONIO DIAZ. De acuerdo contigo, totalmente.
Para mi, después tus palabras que hago mias, quiero añadir: " Libre de decir como lo quiero, exprimir segùn mis sentimientos, porqué no tengo ni dios, ni dueño".
El precio pagado a la taquilla, es el precio de mi libertad, de denunciar lo que no me parece un fraude.
Un saludo a tod(o-a)s los de verdad

Antonio Díaz dijo...

David, para nada pretendo dogmatizar a nadie. Porque para hacerlo debe haber un lector imberbe sin juicio ni opinión, y creo que en este mundo de la red taurina todo el mundo tiene la suya propia. No creo que a estas alturas de la película alguién cambie su manera de entender las cosas por lo que lea en uno u otro sitio. Yo tengo una manera de sentir la tauromaquia y la voy a defender hasta la muerte, la mía propia o la de ella.

No creé este sitio para enemistarme con nadie, no es esa mi intención. Entra por aquí cuando quieras, eres bienvenido. La disparidad de opiniones, desde el respeto, es enriquecedora para la Fiesta y para uno mismo.


Saludos

El cabesssa dijo...

Sabía que no me decepcionaría. Gracias por poner a los manipuladores en su sitio.

Asti dijo...

La fiesta según El Juli-Domecq y su panda va a tumba abierta,con un apoderado que en su dia tachó de ignorante a la afición de Madrid y un en-tendido cero Fernando Román increpando con aspavientos al pobrecillo que se sentó en el palco.Hay plazas de provincias mas sensatas que la de Sevilla y pobrecillos mas valientes que no se hacen pipí en el palco.Voy a hacer catedra aquí porque me sale,y digo como librepensador,que El Juli se ha hecho multimiñorario sin saber torear,donde va,hay baile de corrales,no es torero con las telas ni sin ellas,donde actua prepara a sus mariachis porque no tiene arrestos para ir a pelo y solo le importa engordar el currículum,no tiene verguenza torera,que le suma en la escalada de la medocridad y el vulgarismo al que se apuntan los que qieren seguir como impostores engañandores de público.

franmmartin dijo...

Leí el otro dia no recuerdo donde, algo que me ha hecho reflexionar y tener el atrevimiento de poner en cuarentena una parte del comentario del Sr.Mayoral, en el que sublima las dificultades y el mérito de los toreros para ponerse delante del público,como si eso diera patente de corso para ver y escuchar lo que estamos viendo y escuchando constantemente.
Y decía más o menos el comentario:¿Hasta donde hemos de prostituir la Fiesta,envilecer el ganado y engañar al aficionado para que éstas figuritas de ahora se decidan a serlo?.
Pués eso:¿Hasta donde?.
Creo que ahí está el meollo de la cuestión y no en la faena del Juli en Sevilla, a la que los mismos hagiógrafos del coleta decían que tuvo que mimar al toro.Y yo como simple aficionado,posiblemente ignorante de secretos y arcanos de la Fiesta, pero con elemental sentido común me digo:¿Mimar a un TORO?.¡Amos venga ya!.

Enrique Martín dijo...

Antonio:
Enhorabuena por escribir con tu verdad, que coincide con la mía. Si porque todo sea una porquería, nos vamos a tener que contentar con otra que huele un poco menos mal, acabaremos quitándole la comida a las moscas. A mi como a ti, me cuesta tragrame estos sapos de triunfalismo y locura que desatan estos pseudo torerillos de pacotilla. Y el señor Mayoral tiene toda la razón, si montáramos una escuela, quizás podríamos forrarnos, pero tal y como está esto montado, no sólo no vendría nadie, sino que a lo mejor hasta nos apedreaban, porque ya se sabe que todo lo que vaya contra el poder establecido, no gusta. Si otros no se quieren perder la oportunidad de alabar al jefe, allá ellos. Hala Mayoral, no descuides tu ganado por cuatro toneterías como esta.
Un saludo y enhorabuena Antonio