domingo, 6 de noviembre de 2011

Uno de los nuestros IXX: Hubert Yonnet

CamposyRuedos



Hace 150 años se importó ganado español a la zona francesa de la Camarga, ecosistema similar a la marisma andaluza. La idea vino de cruzar “el Biou” (toro camarges, una raza rústica y endémica con cuernos en forma de lira), con el toro de combate español para refrescar la sangre. Así nació la ganadería Yonnet cumpliendo este año siglo y medio. En 1869, Joseph el pionero, introduce unas puntas de Carriquiri. Sus herederos en 1950 compran la ganadería de la famosa rejoneadora Conchita Cintrón, origen Pinto Barreiro, a base de Parladé y Santa Coloma. Hubert Yonnet, el actual propietario incorporó a la camada un semental de El Viti (procedencia Lisardo Sanchez, línea Conde de la Corte – Atanasio Fernández).

Los toros de Yonnet son los primeros toros franceses que pasaron la frontera para ser lidiados en España. La primera novillada fue un éxito en Barcelona en 1979, y 8 años después entró una corrida completa en la plaza catalana.

Faraman fue el primer toro de Yonnet que pisó el ruedo de Las Ventas, en la presentación de la ganadería en el templo del toreo el 4 de agosto del 1991. Luego la temporada siguiente entran los toros franceses en la Maestranza de Sevilla.

La familia Yonnet abrió el camino.


Hace 150 años se importó ganado español a la zona francesa de la Camarga, ecosistema similar a la marisma andaluza. La idea vino de cruzar “el Biou” (toro camarges, una raza rústica y endémica con cuernos en forma de lira), con el toro de combate español para refrescar la sangre. Así nació la ganadería Yonnet cumpliendo este año (2009) siglo y medio. En 1869, Joseph el pionero, introduce unas puntas de Carriquiri. Sus herederos en 1950 compran la ganadería de la famosa rejoneadora Conchita Cintrón, origen Pinto Barreiro, a base de Parladé y Santa Coloma. Hubert Yonnet, el actual propietario incorporó a la camada un semental de El Viti (procedencia Lisardo Sanchez, línea Conde de la Corte – Atanasio Fernández).

Los toros de Yonnet son los primeros toros franceses que pasaron la frontera para ser lidiados en España. La primera novillada fue un éxito en Barcelona en 1979, y 8 años después entró una corrida completa en la plaza catalana.
Faraman fue el primer toro de Yonnet que pisó el ruedo de Las Ventas, en la presentación de la ganadería en el templo del toreo el 4 de agosto del 1991. Luego la temporada siguiente entran los toros franceses en la Maestranza de Sevilla.

La familia Yonnet abrió el camino.

150 años después en la zona de la Camarga son mas de 40 los criadores de toros de lidia, y unos 55 en toda Francia. Todos ubicados en el sur de Francia desde la zona atlántica hasta el Mediterráneo. Así la ganadería brava cuenta con unas 5.500 cabezas, mas de 3.000 vacas de vientre.

Se mantiene la biodiversidad del medio ambiente de la Camarga como las postales turísticas de caballos y toros salvajes. Así a los pioneros les gustaban un toro fiero y bravo a base de Santa Coloma, Conde de La Corte o Barcial, la verdad es que las ganaderías francesas también se han adaptado al mercado y a la cría. 

Ahora un toro de encaste Domecq es mas apreciado por el toreo actual. Las últimas ganaderías registradas, son a base de aportes de Domecq, Carlos Núñez, Marqués de Domecq, Hermanos Sampedro, Jandilla, Santiago Domecq… 


Texto: Agnès Peronnet